sábado, 4 de junio de 2016

COMENTARIO DE TEXTO SOBRE CARLOMAGNO: "CODEX CALIXTINUS"

CODEX CALIXTINUS

LIBRO IV. CRÓNICA DE TURPÍN - HAZAÑAS DE CARLOMAGNO EN ESPAÑA

CAPÍTULO XX. DE LA PERSONA Y FORTALEZA DE CARLOMAGNO




"Y era el rey Carlomagno de pelo castaño, faz bermeja, cuerpo proporcionado y hermoso, pero de terrible mirada. Su estatura medía ocho pies, pero suyos, que eran muy largos. Era anchísimo de hombros, proporcionado de cintura y vientre, de brazos y piernas gruesos, de miembros muy fuertes todos ellos, soldado arrojadísimo y muy diestro en el combate. Su cara tenía palmo y medio de longitud, uno su barba y casi medio la nariz. Y su frente media un pie y sus ojos, semejantes a los del león, brillaban como ascuas. Sus cejas medían medio palmo. Cualquier hombre a quien él en un rapto de ira mirase con sus abiertos ojos, quedaba instantáneamente aterrorizado. Nadie podía estar tranquilo ante su tribunal, si él le miraba con sus penetrantes ojos. El cinturón con que se ceñía tenía extendido ocho palmos, sin contar lo que colgaba. Tomaba poco pan en la comida, pero se comía la cuarta parte de un carnero o dos gallinas o un ganso, o bien un lomo de cerdo o un pavo o una grulla o una liebre entera. Bebía poco vino, sino, sobriamente, agua. Tenía tal fuerza que con su espada partía de un solo
tajo a un caballero armado, enemigo suyo se entiende, montando a caballo, desde la cabeza hasta la silla juntamente con su cabalgadura. Enderezaba sin esfuerzo con sus manos cuatro herraduras al mismo tiempo. Levantaba rápidamente desde el suelo hasta su cabeza con una
sola mano a un caballero armado y colocado de pie sobre la palma. Y era muy espléndido en sus mercedes, muy recto en sus juicios, elocuente en sus palabras. Mientras estuvo en España su corte principalmente, sólo en cuatro solemnidades al año llevaba la corona real y el cetro, a saber: el día de Navidad, el de Pascua y el de Pentecostés, y el día de Santiago. Delante de su trono se ponía una espada desnuda, a la manera imperial. Cada noche había siempre alrededor de su lecho ciento veinte esforzados cristianos para guardarle, cuarenta de los cuales, a saber: diez a la cabecera, diez a los pies, diez a la derecha y otros diez a la izquierda, hacían la vela al principio de la noche, teniendo la espada desnuda en la mano derecha y un cirio encendido en la izquierda. De igual manera hacían la segunda guardia otros cuarenta. E igualmente otros cuarenta hacían la tercera vela de la noche, mientras los demás dormían. 
Quizás a alguien le guste oír con más detalle sus grandes gestas, pero contarlas es para mí grande y abrumadora empresa. No puedo describir como Galafre, emir de Toledo, le armó caballero en el palacio de Toledo cuando en su niñez estaba desterrado en dicha ciudad y cómo después el mismo Carlomagno, por amistad hacia el citado Galafre, mató en combate a Bramante, grande y soberbio rey de los sarracenos, enemigo de Galafre, y cómo conquistó diversas tierras y las ciudades que las embellecían, y las sometió al nombre de Dios, y como estableció por el mundo muchas abadías e iglesias y cómo colocó en arcas de oro y plata los cuerpos y reliquias de muchos santos sacándolos de sus sepultura, y como se trajo consigo el madero de la cruz que repartió entre muchas iglesias. Antes se agotan la mano y la pluma que su historia. Sin embargo, voy a decir brevemente cómo volvió de España a la Galia, después de la liberación de la tierra gallega."


COMENTARIO DE TEXTO:


Encuadramiento:


El Codex Calixtinus, Códice Calixtino o Códice Compostelanus, es un manuscrito iluminado e ilustrado, ya que se complementa el texto con miniaturas y decoraciones, del siglo XII. Es un guía para la peregrinación en el Camino de Santiago. Se conservaba en la Catedral de Santiago de Compostela pero en el año 2011 desapareció de la caja fuerte de la Catedral. El objetivo de este códice es la incitación a la peregrinación a Compostela. También tiene finalidad docente o pedagógica y para apoyar la reforma litúrgica y la exaltación de la sede de Compostela.

El Libro IV. Crónica de Turpín – Hazañas de Carlomagno en España, trata a Carlomagno y sus hazañas pero desde un punto religioso que tiene como punto de partida la aparición del Apóstol Santiago a Carlomagno. Este libro fue arrancado en 1609 del original, y pasó a formar parte de Historia Turpini. En 1966 durante su restauración fue agregado y devuelto al Códice Calixtino.

El Códice Calixtino se considera que tuvo varios autores según las distintas formas en las que están escritos los diferentes libros del mismo, pero se considera que fue solo un compilador el que reunió todo el libro. El códice se le atribuye al Papa Calixto II y por eso tiene el nombre de Códice Calixtino

El Libro IV: Crónica de Turpín – Hazañas de Carlomagno en España fue escrito por un clérigo anónimo francés y más adelante según la costumbre medieval le atribuyeron la autoría a Turpín, monje y tesorero de Saint-Denis y Arzobispo de Reims. Se le atribuye a Turpín para darle prestigio con su nombre popularizándola de esta forma en España, al igual que pasa con la atribución del código completo al Papa Calixto II.

El Libro IV: Crónica de Turpín – Hazañas de Carlomagno en España tiene su localización geográfica en el siglo XII, en torno al año 1160. Se estima que fue escrito en Compostela (Galicia) y se usó ininterrumpidamente hasta mediados del siglo XVI. Esto se sabe por las anotaciones en los márgenes que dejaron los canónigos de Compostela. A principios del siglo XVII el Códice dejó de ser interesante y estuvo olvidado durante años. En la segunda mitad del siglo XIX se redescubrió el manuscrito gracias al canónigo archivero de la Catedral de Compostela y se dio a conocer poco después. Se estuvo estudiando durante el siglo XIX y se publicaron numerosos documentos sobre el códice.

Análisis:


El Códice Calixtino está escrito en prosa, en 225 folios de pergamino, por las dos caras de cada folio. Este códice está dividido en 5 libros más dos
apéndices, con el tema general de carácter religioso: Libro I, trata de liturgia y sermones. Libro II, trata 22 milagros (hagiografía). Libros III y IV, tienen carácter histórico. El III trata del traslado del cuerpo de Santiago a Compostela. Y el IV es la crónica de Pseudo Turpín y trata sobre la figura de Carlomagno. Libro V, es una guía del peregrino. Apéndice I: son obras polifónicas. Apéndice II: es posterior al resto de la obra.

El capítulo XX, está en el Libro IV y está dividido en dos partes. 

El primero de ellos comienza con una descripción física de Carlomagno, como su estatura, pelo, rostro, mirada, fuerza,… También expone algunas características de este, como la destreza en combate, su valentía como soldado o su rectitud en los juicios que dictaba. Trata más adelante lo que Carlomagno comía y bebía, se hace mención a los días que Carlomagno llevaba la corona en la corte, que eran cuatro y eran fiestas religiosas. También se explica que este dormía con 40 guardias alrededor y había 3 turnos (120 en total) y que estos llevaban una espada y un cirio encendido.

El segundo párrafo expone los motivos por los que el autor escribe sobre
Carlomagno y sus gestas, basándose sobre todo en lo religioso. También
explica algún acontecimiento de su niñez, como cuando fue armado caballero y por amistad con el que lo armó, mató a su enemigo y de paso conquistó sus territorios y los cristianizó.

El autor utiliza varias fórmulas expresivas y retóricas para describir al personaje. Por ejemplo utiliza la prosopografía (descripciones físicas) y la etopeya (descripciones morales y psíquicas) abundantemente, también utiliza hipérboles, es decir, exagera muchos de los aspectos que describe de Carlomagno, por ejemplo dice que mide 8 pies de alto, que son 2.43 metros, con lo que se observa en este caso una hipérbole.

Conclusión:


Dentro del Códice Calixtino se hace un apartado sobre Carlomagno, porque este fue un personaje muy importante para el cristianismo, y por lo tanto es una de las finalidades del texto, dar a conocer a una gran figura que está a favor del cristianismo y lo lleva por todos los lugares de su Imperio.

Carlomagno reforzó las amistades con el papado y al derrotar a lombardos en Italia se convierte en el protector del papado. También influye los combates contra musulmanes, que extendían su fe, la cual era distinta a la cristiana y además sometió a sajones y los instó a que se convirtiesen al cristianismo, por lo que llevó la palabra y la fe cristiana a todos los territorios que tenía y fue consiguiendo.

Por todo esto el autor retrata a Carlomagno como un hombre con muchas cualidades y buena condición física y por supuesto con una gran moralidad, el cual era terrible con los enemigos pero nunca con amigos y aliados, además le describe como un hombre de honor y que no hacía ostentación de su posición y virtudes, lo que lo hacía todavía mejor a ojos del autor.

En este tema se ve quizá una relación de la descripción ciertamente exagerada de este autor con la que hace Eginhardo (biógrafo de Carlomagno del siglo IX), el cual hace de la biografía de Carlomagno casi una hagiografía (o historia de la vida de los santos). Esta relación puede darse porque el autor del Códice Calixtino hubiese leído o informado sobre Carlomagno en la obra de Eginhardo (Vida de Carlomagno).

También puede influir en la finalidad de este texto el dar a conocer a Carlomagno pero no ya como un Emperador que tenía relación con el papado sino como un santo del Sacro Imperio Romano Germánico en el siglo XII, pues este fue canonizado y beatificado, no sin dificultades, en la Edad Media. Si esta fuese la finalidad se podría decir que el autor, era autor y hagiógrafo.

Esta forma de dar a conocer a personajes por medio de la alabanza de su persona y actos puede que estuviese destinada a servir como ejemplo, es decir, para ejemplificar al lector y que éste supiese cómo debería ser, si quería ser un buen cristiano.

La elección de este texto y no de otro se debe a la importancia que tiene conocer a los personajes históricos en todos los sentidos, es decir, no solo basta con conocer sus hazañas más representativas o los hechos más reconocidos. Ya que también es importante para conocer en mayor profundidad a los personajes históricos, investigar y saber más sobre la personalidad psíquica y moral, ya que gracias a esto se llega al conocimiento en profundidad del personaje.
Esto se debe a que al conocer todos los aspectos de Carlomagno o de cualquier personaje histórico, es más fácil comprender el porqué de sus actos y de esta manera llegar al conocimiento casi total del personaje, y llegar así a descubrir hechos o datos que de otra forma no se llegarían conocer.

BIBLIOGRAFÍA:


- Manuel Rey Olleros, Reminiscencias del culto al apóstol Santiago, a partir del Códice Calixtino, en los libros litúrgicos de los siglos XII al XV en la antigua provincia eclesiástica de Santiago. USC.