domingo, 13 de marzo de 2016

"IMITACIÓN Y DECORACIÓN" DE WÖLFFLIN

Contexto Histórico:



Nació en Winterthur en 1864 y murió en Zurich en 1945. Historiador de arte suizo y discípulo de J. Burckhardt. Entre sus alumnos se destacan los historiadores Rudolf Wittkower y Sigfried Giedion y el escultor Naum Gabo.
Fue catedrático en las universidades de Basilea, Berlín, Munich y Zurich, y uno de los estudiosos más influyentes en la moderna historia del arte.
Definió la historia del arte como una historia sin nombres, en la que los estilos están desligados del contexto socioeconómico y la cultura, a través de dos conceptos fundamentales: Renacimiento y Barroco, entendidos no como momentos históricos concretos, sino como categorías universales opuestas.
Entre sus publicaciones cabe destacar:

  • Reflexiones sobre la historia del arte (1941)
  • Conceptos fundamentales de la historia del arte (1915)
  • El arte clásico (1899)
  • Renacimiento y Barroco (1888)
  • Prolegómenos a una psicología de la arquitectura (1886)


Tema. Ideas principales. Relación con otras teorías.


En este texto Wölfflin expresa los cambios que se suceden en el arte, entre el Renacimiento y el Barroco. Basándose en las diferencias entre estilos llega a caracterizarlos. Las formas de representación son tan generales que dos artistas muy distanciados entre si pueden estar dentro del mismo tipo de representación (estilo).

Para el autor las formas son básicas para el arte. El arte expresa su contenido en las formas y así se observa la naturaleza.

Para Wölfflin los 5 pares de conceptos (lineal/pictórico, superficial/profundo, forma cerrada/abierta, múltiple/unitario y claridad absoluta/relativa) tienen tanto un sentido imitativo como decorativo. La naturaleza siempre se reproduce (imita) dentro de un esquema decorativo.


El arte no solo cambia por una nueva verdad natural sino por un nuevo sentimiento de de belleza. El concepto de belleza cambia con el tiempo y por eso el arte cambia y se transforma. Hay una ley que rige toda transformación pero hay que dar con ella y en eso se centra Wölfflin.

Para Wölfflin las transformaciones se deben a una ley que las rige pero para Riegl la transformación se debe a la diversidad de la voluntad artística (kunstwollen). Para Riegl y Wölfflin existe un esquema decorativo  donde se reproduce el arte (naturaleza).

Focillon declara que para él lo más importante son las formas, al igual que Wölfflin, pero también existe el contenido. La supremacía de las formas se debe a que estas son inmutables y son las que caracterizan al arte y en cambio el contenido es variable y es solo una cualidad más del arte.

Para Berenson las formas a través de la visión de la obra producen en el espectador estímulos psicológicos. Con esto se aprecia lo significativo que era la forma para él al igual que para los autores comentados antes.


Conclusión. Juicio Crítico.


Se observa que en el mundo de la historia del arte, con los autores comentados, hay una supremacía de las formas ya que es más importante que el contenido mismo de la obra o su contexto.

Para mi es importante tanto las formas como el contenido y el contexto. Para entender mejor una obra es necesario conocer todo lo que este relacionado con ella para tener unos conocimientos más amplios de la obra y poder tener una idea mejor formada.

Muchas veces me han comentado una comparación de la historia del arte con un péndulo. El péndulo en su movimiento se observan dos momentos álgidos contrapuestos. Una vez alcanzado uno de esos momentos, decae y va al lado contrario, donde también culmina  luego decae.

Lo mismo se puede observar en la historia del arte. Cuando se llega a un punto culminante del arte este decae y se dirige hacia un arte totalmente distinto al anterior, que también llega al culmen y también decae. En mi opinión algo similar es lo que expresa Wölfflin en los cambios que da el arte (Renacimiento y Barroco).