viernes, 16 de octubre de 2015

VOCABULARIO: TECNOLOGÍA Y TIPOLOGÍA PREHISTÓRICA


A
Abbevillense: industria del Paleolítico Inferior, caracterizada por los grandes bifaces de formas irregulares, tallados con percutor duro y con talón cortical. Hoy se le considera una variante local del Achelense, cuya diferencia es meramente tipológica.
Achelense: complejo industrial, de origen africano, que en Europa se identifica con el Paleolítico Inferior Clásico. Caracterizado por bifaces que se desarrollaban de forma paralela a otros conjuntos sin bifaces (levalloisiense, clactoniense, tayaciense). Se desarrolla durante el Pleistoceno Medio y comienzos del Superior (600.000 – 90.000 B.P.). El elemento principal es el bifaz, que evoluciona a lo largo del Achelense hacia formas cada vez más reducidas, simétricas y estandarizadas. Acompañado de triedros, hendedores e industria sobre lasca poco elaborada. Desarrolla la técnica Levallois y la talla con percutor blando. Escaso hueso trabajado, se han encontrado restos de utensilios de madera. Vinculado en Europa al Homo heidelbergensis y al Homo sapiens neanderthalensis.
Aguja: útil fabricado en hueso, asta o marfil, con perforación en la base y extremo distal apuntado. Entre 30 y 80 mm. Aparecen en el Paleolítico Superior y estarían relacionadas con el cosido de pieles.
Alabarda: arma ofensiva de la Edad del Bronce, con una hoja maciza de base ancha y nervio central, enmangada transversalmente a su astil por medio de pasadores.

Almacenaje y acumulación: existe información poca información pero debió darse en el Paleolítico, aunque evolucionó y se desarrolló durante el Neolítico. Se almacenaría carne, pescado ahumado o en salazón, secado o congelado, semillas, frutos, miel,…
Ardipithecus: género de homínidos anterior al Australopithecus y cuyos restos se han registrado en Etiopía. Se ha divido en dos especies: A. ramidus (4’4 m.a.) y A. Kadabba (5’6 m.a.).
Arpón: útil fabricado en asta que aparece en el Paleolítico Superior Final y continua usándose por diversas cultural del Holoceno. Sus diferentes tipos han sido usados como fósil director, pues caracteriza las últimas fases del Magdaleniense y del Aziliense.
Artefacto: cualquier objeto modificado por el ser humano en sus características o atributos. Su uso más habitual se refiere a elementos portátiles, como útiles líticos o cerámicas, además de inmuebles, como tumbas o viviendas.
Asturiense: industria epipaleolítica localizada en la costa de Asturias y Cantabria, con hábitats en cuevas y ocasionalmente al aire libre. Muestran un cambio en la dieta con el mayor aprovechamiento de los recursos marinos, como los moluscos (nivel arqueológico de tipo conchero). Disminución de los útiles tradicionales en piedra y hueso, y un aumento del utillaje pesado sobre cantos. Destaca el pico asturiense, tallado unifacialmente sobre un canto aplanado, con base cortical globular y lados rectos o cóncavos. Datados en 9200 – 6800 B.P.
Ateriense: industria del Paleolítico Medio en el norte de África y el Sáhara, cuya cronología se situaba entre 40.000 – 30.000 B.P. Incorporación de puntas pedunculadas con retoque bifacial (se emparentó con el Solutrense).
Atlántico: fase climática holocénica desarrollada entre el 7500 – 5500 B.P., caracterizada por el aumento de las temperaturas y la extensión del bosque, alcanzándose el óptimo climático.
Auriñaciense: cultura situada entre el Musteriense y el Solutrense, desarrollada en tres fases (Inferior, Medio y Superior), se extiende desde Próximo Oriente a Europa, conviviendo en tiempo y espacio con el Perigordiense. Supone la incorporación a Europa del hombre anatómicamente moderno, Homo sapiens. Industria lítica caracterizada por el alto porcentaje de raspadores, hojas con retoque escamoso. Industria ósea importante, destacando las azagayas de base hendida y losángicas.
Australopithecus: genero de homínidos conocido por los restos fósiles en África oriental y meridional, donde vivieron hace 4 m.a. – 1 m.a. Se define por la marcha bípeda, pequeña talla, cerebro de 400-500 cm³ y dentadura voluminosa. Se divide en cuatro especies: A. anamensis (4’2 – 3’9 m.a.), A. afarensis (3’9 – 3 m.a.), A. africanus (3 – 2 m.a.) y A. robustus (2’5 – 1 m.a.).
Avena: gramínea con mejor adaptación al frío, aunque necesita más agua. La especie cultivada se desarrollo en Europa central en un momento avanzado del neolítico. No se conoce en Próximo Oriente.
Azagaya: punta de arma fabricada generalmente en asta, cuya longitud oscila entre 5 – 40 cm. Se diferencian atendiendo a su sección (circular, aplanada, cuadrangular o triangular) y a su base (monobiselada, doble bisel, ahorquillada, apuntada o de base hendida). Algunas presentan decoraciones como la Azagaya Le Placard, o incisiones para facilitar su enmangue. Algunos tipos son característicos de diferentes momentos del Paleolítico Superior.
Aziliense: industria epipaleolítica, comienza en el XIII milenio y llega al VII milenio B.P. en el sur de Francia y en la zona Cantábrica. Se caracteriza por una reducción del tamaño en los útiles líticos, destacando las puntas azilienses y la abundancia de laminillas de dorso y raspadores. En la industria ósea destaca el arpón Aziliense (aplanado, no decorado, y con perforación en ojal).

B
B.P.: en la expresión de fechas de cronología absoluta, «antes del presente» (Before Present).
Bastón perforado: útil fabricado sobre un fragmento de asta de cérvido que presenta una perforación en uno de sus extremos. Aparece en el Paleolítico Superior y durante el Magdaleniense. Pueden estar decorados. Fueron denominados «bastones de mando». Su función se relaciona con la fabricación de útiles en asta y madera, la finalización de cordajes o como apoyo para el lanzamiento de venablos.
Bec: útil lítico caracterizado por una parte activa apuntada y sólida, como un perforador de pico masivo. Frecuentemente están fabricados mediante un retoque abrupto y una escotadura.
Betilo: piedra inhiesta de carácter simbólico ritual. Posible antecedente de la estela conmemorativa.
Bifaz: útil lítico realizado sobre un núcleo y tallado por ambas caras, como indica su denominación. Se clasifican según la técnica de fabricación empleada y la morfología resultante. Bordes distinguió 21 tipos de bifaces diferentes durante el Paleolítico Inferior, aunque también se dan en el Paleolítico Medio. Función múltiple.
Borde abatido: define aquellas piezas líticas cuyo filo cortante ha sido eliminado mediante un retoque abrupto. Este embotamiento del filo también se denomina dorso. Afecta a las lascas, láminas y laminillas.
Boreal: fase climática holocénica que se desarrolla entre el 8800 – 7500 B.P., caracterizada por importantes cambios en la vegetación arbórea debido a la subida de las temperaturas.
Brazal o brazalete de arquero: plaqueta de piedra o hueso, con dos o cuatro perforaciones, para fijarla sobre el antebrazo, como protector de la vibración de la cuerda del arco. Calcolítico y Bronce Antiguo.
Bronce: Edad que sucede al Calcolítico o Edad del Cobre. Termino basado en la evolución tecnológica del cobre. Entre el 2000 – 700 a.C.
Bulbo de percusión o concoide de percusión: engrosamiento de la lasca próximo al talón, cuyo mayor o menor resalte depende de la técnica de talla y de la materia prima empleada.
Buril: útil típico fabricado mediante uno o más «golpes de buril» que despejan una arista cortante. Aunque existen casi durante toda la Prehistoria, son característicos del Paleolítico Superior. Destaca en Buril de Noailles.

C
Cantos pintados: cantos rodados con manchas de pinturas o decoraciones geométricas pintadas que constituyen una de las escasas manifestaciones artísticas azilienses.
Cantos trabajados: cantos rodados tallados de forma unifacial (Chopper) o bifacial (Chopping-tool) que constituyen el utillaje más característico de la Pebble Culture o industria de cantos trabajados. Se da durante el Paleolítico Inferior, aunque diversas formas perduran durante el resto de la Prehistoria.
Cardium edule: concha de molusco (berberecho) que se utilizó para la impresión de su borde obteniendo motivos decorativos de la cerámica cardial en el Neolítico.
Cerámica a la almagra: cerámica característica del Neolítico andaluz, con recubrimiento o engobe rojo brillante, para el que se utiliza el almagre[1].
Cerámica acanalada: decorada con un punzón romo, sobre el barro fresco, dejando surcos generalmente horizontales. Característico de los Campos de Urnas[2] del noreste de la Península Ibérica.
Cerámica bruñida: las paredes de la vasija son alisadas con un bruñidor antes de la cocción, con lo que posteriormente le proporcionará un característico brillo metálico en las zonas bruñidas.
Cerámica campaniforme: cerámica decorada que da nombre a una cultura del comienzo de la Edad de los Metales en Europa. Recibe su nombre por la forma acampanada de algunos de sus vasos, se da en el Calcolítico y en los primeros momentos de la Edad del Bronce.
Cerámica cardial: cerámica características del Neolítico Antiguo Mediterráneo (VI – V milenio a.C.) que recibe este nombre por estar decorada con la impresión sobre el barro fresco del extremo dentado de una concha (Cardium edule). Es un tipo de cerámica impresa. Da lugar a la Epicardial.
Cerámica carenada: cerámica que presenta alguna de las uniones de las diferentes partes de la vasija con un ángulo marcado o arista (carena). Este quiebro del perfil puede ser más o menos marcado. Se generalizan en la Edad del Bronce.
Cerámica con decoración plástica: técnica que consiste en decorar las vasijas a base de zonas con relieves, bien superpuestos o estirados de la propia pasta cerámica.
Cerámica con incrustaciones: técnica decorativa que puede consistir en el relleno de pasta como complemento de otras técnicas o en el embutido de algún material en la pasta.
Cerámica cordada o de cuerdas: cerámica decorada por la impresión de cuerdas o cordeles, cuando el barro está todavía fresco. Gran extensión durante el Calcolítico europeo.
Cerámica de retícula bruñida: tipo de decoración obtenida mediante el bruñido parcial de la superficie de la cerámica previa a la cocción. Los motivos son siempre geométricos, formando retículas brillantes.
Cerámica estampillada: decorada de forma repetida con una estampilla o matriz preparada, con formas geométricas o zoomorfas. Durante la Edad del Hierro, Cultura Cogotas y el mundo celtibérico.
Cerámica excisa: decoración que se consigue extrayendo parte de la pasta, creando así zonas rehundidas que alternan con otras a ras de la superficie. Característica del Bronce Final en adelante.
Cerámica grafitada: esta decoración se consigue utilizando el grafito como sustancia decorativa, para recubrir la superficie del vaso o para conseguir motivos decorativos geométricos.
Cerámica impresa: se decora con la impresión de un elemento natural cuando el barro está todavía fresco, como las yemas de los dedos, uñas, conchas,…
Cerámica incisa: decoración que se consigue con la presión de un punzón simple o múltiple (peine) sobre la pasta tierna de la cerámica.
Cerámica: muestra el uso consciente por parte del hombre de un proceso químico que transforma cualitativamente el barro plástico y modelable, a través de la cocción, por la cerámica rígida y frágil. Se generaliza a partir del VII milenio a.C. en el Próximo Oriente.
Charentiense: variante del Musteriense, incluye facies musterienses de tipo Quina y Ferrassie. Abundancia de raederas (tipo Quina o Charentiense).
Chatelperroniense: facies industrial tradicionalmente asignada a los inicios del Paleolítico Superior. Hoy se considera una variante final del Musteriense, transicional al Paleolítico Superior en Europa suroccidental. Se caracteriza por la punta de Chatelperrón, útiles de tipo musteriense y las truncaduras. 36.000 – 30.000 B.P.
Chopper: útil lítico realizado generalmente sobre un canto mediante diversos levantamientos en una de sus caras. Son característicos de las primeras industrias humanas, aunque tuvieron una larga pervivencia.
Chopping-tool: similares a los chopper, de los que se diferencian por presentar talla por ambas caras (bifacial).
Clactoniense: facies del Paleolítico Inferior sin bifaces, caracterizada por grandes lascas de talón ancho y oblicuo y un bulbo de percusión muy destacado. Más recientemente se ha interpretado como una técnica o una variante funcional del Achelense.
Cobre: el uso del cobre como metal natural se conoce desde antiguo, manipulado por simple martilleo en el Próximo Oriente desde el VII milenio a.C. Sin embargo la metalurgia del cobre se iniciará en esta zona hacia el V milenio a.C.
Conchero: tipo de yacimiento prehistórico resultado de la recolección intensiva de moluscos marinos y terrestres, cuyos caparazones constituyen la mayoría de los restos.
Contexto arqueológico: referido en general a un artefacto, su posición dentro del yacimiento expresada por la unidad mínima donde ha sido hallado y a la cual es asignado y por las relaciones de asociación con otros artefactos dentro de la misma unidad. 
Córtex: parte externa natural del núcleo de piedra, que generalmente es eliminada antes de la extracción de lascas o láminas. En el dibujo arqueológico se representa mediante zonas punteadas.
Crisol: recipiente de piedra o de cerámica, de forma cuenquiforme más o menos abierta, que sirve para trasvasar el metal fundido líquido a los moldes para lingotes o para la fabricación de útiles o armas.
Cro-Magnon: tipo humano (Homo sapiens) que recibe su nombre del lugar epónimo en Les Eyzies de Tayac en Francia. Es el más antiguo representante del hombre moderno en Europa, donde se relaciona con el Paleolítico Superior y el Auriñaciense.
Cronología absoluta: fecha aproximada de un artefacto, contexto, yacimiento o cultura expresada en años de calendario.
Cronología relativa: datación de un artefacto, contexto, yacimiento o cultura expresada en relación (más antiguo, más moderno, contemporáneo) a otras unidades de él.
Cuaternario: designa los depósitos geológicos más recientes situados por encima del Terciario. Cuaternario (2’58 m.a. – actualidad) y Terciario forman el Cenozoico. Se divide en Pleistoceno (2’58 m.a. – 11.700 B.P.) y Holoceno (11.700 B.P. - actualidad).
Cuchillos de bronce: aparecen en un momento avanzado de la Edad del Bronce. Tipología a través de la evolución del enmangue: lengüeta, espiga rematada en gancho, cubo macizo cilíndrico, cónico y mango metálico con anillo terminal.
Cuchillos de dorso: útil lítico realizado generalmente sobre lasca, o en una lámina ancha, que presenta uno de sus filos (no activo) embotado mediante retoque abrupto o con restos de córtex (dorso natural). Frecuentes en el Musteriense.
Cultivar/Cultivo: Dar a la tierra y a las plantas las labores necesarias para que fructifiquen.
Cultura arqueológica: una de las entidades superiores de análisis en Arqueología, definida como una agrupación de tipos culturales contemporáneos que se presentan en conjuntos o yacimientos dentro de un área geográfica especifica. Cuando existen varias culturas parecidas, tal vez por tener un origen común, se habla de Grupo Cultural, y si varios grupos culturales tienen algunos rasgos en común por explotar un medio ambiente parecido, se les agrupa en un Tecnocomplejo. En ambos casos también se emplea el término Complejo Cultural. Para el Paleolítico se usan más los términos “industrias” y “complejo industrial”.


D
Denticulado: útil lítico que presenta indentaciones o irregularidades intencionadas en, al menos, uno de sus bordes. En la consideración general de la industria lítica puede aparecer sumado a las escotaduras.
Dorso abatido: término que designa el resultado del retoque abrupto sobre el borde de una lasca, lámina o laminilla, embotando el filo y creando un borde alto o dorso abatido. Este procedimiento es característico de los cuchillos de dorso, puntas de Chatelperrón, laminillas de dorso,… Pretende en algunos casos eliminar el filo natural para facilitar el uso manual y, en otros, ofrecer una ancha superficie que facilite la adherencia y el enmangue en los útiles compuestos.

E
Ecofacto: cualquier resto de origen orgánico o bioquímico registrado en un yacimiento arqueológico y que esté en relación con la actividad cultural o los procesos orgánicos allí desarrollados.
Edad del Bronce: sucede a la Edad del Cobre o Calcolítico. Se basa en la evolución tecnológica. Con una cronología entre el 2000 – 700 a.C. En esta etapa se desarrollan las rutas de comercio tanto marítimas como continentales, lo que incentivará el intercambio entre el Egeo y las zonas nórdicas, así como el Mediterráneo y la fachada atlántica, en relación con el abastecimiento del estaño. Se generalizaran los poblados fortificados, la planta rectangular sustituye a la planta circular y oval anterior. Se da paso al enterramiento por inhumación y de forma individual en cistas, urnas o fosas. Disminuye la industria lítica, limitada a algunas láminas y elementos dentados para hoz, se desarrolla el empleo del metal y se generalizan los puñales y las espadas de remaches o roblones. Van mostrando una jerarquización social en los enterramientos, asociadas al cobre y al bronce, pues serán usados como recurso para la obtención del poder.
Edad del Cobre: También se denomina Calcolítico[3] o Eneolítico[4]. Este término designa tecnológico la aparición de los primeros objetos metalúrgicos de cobre junto al predominio de las industrias líticas. Cronología entre el 4000 – 2000 a.C. Aparecen una serie de fenómenos nuevos: diferenciación social, fortificación, metalurgia, enterramientos tumulares, intercambios a larga distancia y nuevas técnicas de aprovechamiento económico, lo que llevaran al desarrollo de sociedades complejas y diversificadas.
Edad del Hierro: marca el debilitamiento de los grandes imperios orientales, el desplazamiento de importantes centros de poder hacia occidente y la inclusión del Mediterráneo occidental, Asia Menor y mar Negro en el círculo de fenicios y griegos. Se da un aumento demográfico, intensificación del poli cultivo mediterráneo, introducción de nuevas tecnologías y la aparición de las primeras ciudades.
Epigravetiense: término que designa conjuntos industriales del Paleolítico Superior y Epipaleolítico, caracterizados por la presencia del retoque abrupto y la evolución progresiva desde lámina de gran tamaño hasta formas microlíticas y geométricas. Actualmente define industrias centroeuropeas y del Mediterráneo central.
Epipaleolítico: término que designa las diferentes industrias que median entre el Paleolítico Superior y el Neolítico, para grupos humanos que son continuadores de las tradiciones paleolíticas.
Escotadura: útil realizado mediante la obtención de una o varias muescas en el borde de un soporte lítico. Suele asociarse a los denticulados. Ocasionalmente se emplea para la realización de puntas escotadas o de muesca, buriles de Noailles,…
Espada: arma de la que se distinguen dos variantes, las que hieren con la punta o las que hieren o cortan con el lado. Las más antiguas son de la Edad del Bronce. Hay una gran tipología.
Espátulas: piezas de hueso o asta alargadas y aplanadas, pulidas y frecuentemente decoradas, en ocasiones formando el contorno de un pez. Habituales del Magdaleniense Medio y Superior.
Estela: bloque de piedra más o menos plano, liso o decorado con diferentes motivos o figuras humanas esquemáticas. En la Península Ibérica se conocen las estatuas-menhires del Calcolítico y Bronce Antigua.
Estratigrafía: término tomado de la Geología que define el estudio de la sucesión de capas arqueológicas o niveles de ocupación (estrato) de un yacimiento arqueológico.
Estrato: formación sedimentaria dentro de un yacimiento arqueológico diferenciado de otros estratos por el color, el tamaño, la textura del grano, el contenido,… tales variables están determinadas por los mecanismos de formación del estrato (erosión y arrastre natural, actividad animal, humana,… ).
Excavación arqueológica: método fundamental de obtención de los datos arqueológicos. Consiste en descubrir y registrar los restos materiales de la actividad humana del pasado, enterrados bajo el suelo de los yacimientos.

F
Facies: término latino que designa, en Geología, determinados caracteres litológicos o paleontológicos dentro de unidades estratigráficas más amplia. En Prehistoria define o diferencia conjuntos según caracteres culturales dentro de grupo más generales.
Fósil director: término tomado de la Geología que hace referencia a la capacidad diagnostica de un determinado objeto que permite la clasificación temporal y culturalmente el contexto en que aparece por ser exclusivo de él.
Fuego: saber encender y mantener un fuego constituyó una gran avance humano, al permitir el consumo de alimentos de forma más provechosa, la protección contra el frío y los depredadores, la luz nocturna, la exploración de nuevos territorios más fríos.
Fusayola: objeto de cerámica, piedra o hueso de forma más o menos circular, con perforación central, que forma parte del huso, asegurando su peso en la rotación regular de este último durante el hilado a mano. Constata la existencia de la industria textil.

G
Geométrico: útil lítico de perfil geométrico (triangulo, trapecio, rectángulo, segmento de círculo,…), obtenido de una lámina y retocado en alguno de sus lados. Se utilizaban en un soporte de madera o hueso.
Glaciarismo: enfriamiento generalizado del planeta que supone la acumulación de enormes masas de hielo y el descenso de las temperaturas en las regiones circundantes. Hay diversas glaciaciones durante el Cuaternario.
Gravetiense: denominación que incluye las fases IV-VII del Perigordiense en Europa occidental, y que recibe su nombre de la presencia de puntas de La Gravette. 30.000 – 20.000 B.P.

H
Hacha: instrumento macizo de piedra, con el filo transversal en uno de los extremos, susceptibles de ser enmangadas y empleadas como hachas o azuelas, que aparecen en Europa en el Neolítico y en algunos contextos epipaleolíticos tardíos, prolongándose hasta la Edad de los Metales. Se conocen talladas y pulimentadas.
Hendedor: útil macrolítico realizado sobre núcleo o sobre grandes lascas, cuya parte distal presenta un filo vivo más o menos perpendicular al eje de la pieza, constituyendo su parte activa.
Holoceno: división de la escala temporal geológica, es la última y actual época geológica del  Cuaternario (11.700 B.P. - actualidad). Es un período interglaciar en el que la temperatura se hizo más suave y la capa de hielo se derritió, lo que provocó un ascenso en el nivel del mar. La única especie humana que ha vivido en esta época ha sido el Homo sapiens, que durante estos últimos milenios desarrolló la agricultura y la civilización.
Homínido: incluye a los humanos actuales y a nuestros antepasados desde que nos separamos de la línea que luego llevó a los grandes monos africanos. La clasificación varía constantemente debido a los avances en la investigación. Los investigadores usan hoy el término de los “homininos”, compuesta por tres géneros à Ardipithecus, Australopithecus y Homo.
Homo: género taxonómico biológico al que pertenecen el ser humano actual. Se distinguen varias cronoespecies à habilis, erectus, ergaster, antecesor, heidelbergensis, neanderthalensis, sapiens,…

I
Ídolo: figura humana o animal realiza en barro, piedra, hueso o metal,… que suele representarse más o menos estilizado y es característica de los contextos culturales del Neolítico y Calcolítico. 
Industria: conjunto de artefactos, generalmente líticos y óseos, cuya tecnología de fabricación presencia de determinados tipos y frecuencias porcentuales permiten su individualización y definición. Intervienen factores culturales y funcionales. Sustituye al tradicional concepto de cultura.

L
Lámina u hoja: subproducto lítico obtenido del núcleo de forma alargada y bordes más o menos paralelos, cuya longitud excede el doble de su máxima anchura y que generalmente muestra aristas paralelas en su cara dorsal. Cuando presentan retoques se clasifican como útil realizado sobre lámina, más frecuentes y característicos del Paleolítico Superior.
Laminilla: soporte lítico similar a la lámina, pero de tamaño reducido. Con diferentes formas y retoques constituye la base del instrumental laminar microlítico. También denominadas “hojitas”.
Lanza: los ejemplares más arcaicos son del Bronce Antiguo, pero en el Bronce Final se da una progresiva diversificación formal por la regionalización de los talleres fundidores. Tendrán continuidad en la Edad del Hierro.
Lasca: subproducto lítico obtenido del núcleo mediante cualquiera de los procedimientos de talla, que presenta de forma estandarizada una serie de características morfológicas (talón, punto de percusión, bulbo,…). Su forma y dimensiones son variables, constituyendo soportes de útiles realizados sobre lasca tras el proceso de retoque.
Leptolítico: término que designa las industrias líticas realizadas sobre soportes más delgados y alargados, como láminas y lascas finas, frente a los gruesos soportes del Paleolítico Inferior y Medio.
Levallois: método de talla que aparece durante el Achelense Medio y se desarrolla en el Paleolítico Medio, con las diferentes facies musterienses. Preparación previa del núcleo del que se extraerán lascas, lámina y puntas de forma predeterminada por los levantamientos previos.

M
Macrofauna: se denomina así a los restos óseos de animales grandes hallados en yacimientos arqueológicos, que proporcionan información sobre el medio ambiente y las actividades económicas humanas, además de información de tipo climática, cronológica, de adaptación, alimentación, funcionalidad… 
Magdaleniense: tecnocomplejo cultural que se desarrolla en Europa Occidental y Central durante el Paleolítico Superior. 20.000 – 10.000 B.P. Se caracteriza por el desarrollo de la industria ósea (azagayas, varillas, arpones,…), del arte mueble (contornos recortados, rodetes, bastones, propulsores,…) y del arte rupestre. Desaparecen las técnicas y tipos líticos del Solutrense, y se da una tendencia hacia el microlitismo.
Mesolítico: conjuntos industriales y sociedades prehistóricas que cronológicamente se sitúan entre el final del Paleolítico Superior y comienzo del Neolítico. Para algunos investigadores define sociedades cazadoras-recolectoras complejas, con mayor diferenciación social, que se orientan hacia una economía productiva, con dietas más diversificadas y poblamientos más sedentarios, con la aparición de las primeras necrópolis. En oposición a las denominadas epipaleolíticas.
Metalurgia: uso y modificación de los metales a través de un proceso à a) obtención de materia prima, b) eliminación de minerales sin interés (ganga), c) fundición y obtención de lingotes, d) mezcla en fundición de diferentes lingotes y objetos que mejore el resultado final, e) fundido y colocado del crisol en los moldes para conseguir los objetos, f) martilleado en frío o en caliente para dar forma a la pieza.
Micoquiense: industria asimilada al Achelense final, o evolución de este a finales del Paleolítico Inferior, o bien al Paleolítico Medio, como un esquema operativo bifacial en cuanto a la tecnología lítica. Bifaces alargados, de base gruesa globular, extremo apuntado y lados convergentes ligeramente cóncavos.
Microburil: pequeño buril obtenido mediante la fractura dirigida de una lámina o laminilla, previa realización de una escotadura en el punto previsto de fractura.
Microfauna: restos óseos o de otros tipos (concha, caparazón,…) de pequeños animales hallados en yacimientos arqueológicos, de gran interés para la reconstrucción ambiental y climática.
Microlitismo: disminución general del tamaño de los útiles líticos que se manifiesta fundamentalmente en formas geométricas y microlaminares, y en el empleo de nuevas técnicas, como la del Microburil. Comienza como tendencia en el Paleolítico Superior.
Minas de sílex: la explotación del sílex estuvo vinculada a lo largo del Paleolítico al aprovechamiento superficial de este material, disponible en forma de riñones.
Minería: se puede realizar a cielo abierto o subterráneo. Se conocen minas bajo suelo desde el Paleolítico Medio. En Europa se inician a mediados del V milenio a.C. entre los grupos neolíticos de Europa Occidental, relacionadas con la explotación de sílex y piedras finas.
Modos de producción: forma de conseguir recursos económicos por una sociedad concreta (mano de obra más tecnología empleada o fuerzas productivas) junto con la regulación del trabajo y los mecanismos de apropiación de lo producido (relaciones de producción). Evolución à MP[5] cazador o “salvaje”, MP doméstico o campesino, MP parental u ordenado por el parentesco, MP tributario, MP asiático, MP antiguo o esclavista, MP feudal y MP capitalista.
Modos tecnológicos: esquema de validez general que ordena la evolución de la cultura material en términos adaptativos. Modo 1: aprovechamiento oportunista de las materias primas con una tecnología muy simple, que se corresponde con los conjuntos de cantos trabajados. Modo 2: se corresponde con el Achelense, tecnología más compleja y estandarización de procesos tecnológicos y tipológicos, siendo el bifaz el útil más característico. Modo 3: incluye diseño previo elaborado, asimilado al Musteriense. Modo 4: variedad de tipos y soportes, que supone una especialización  funcional asociada al tipo humano sapiens. Modo 5: culmina con la Microlitización y los útiles complejos durante el Epipaleolítico.
Molino de mano: se conocen dos tipos de molinos o morteros de mano en época prehistórica, realizados en piedra abrasiva. El más antiguo es el denominado vaivén y consta de dos piezas, una inferior o fija y otra superior transversal y móvil, que muele el grano, llamada mano de mortero. Se documenta desde el Mesolítico-Neolítico. Posteriormente se generaliza (época griega) el molino circular o de rotación.
Musteriense: complejo industrial del Paleolítico Medio, es un conjunto lítico específico realizado sobre lascas. Origen en el Paleolítico Inferior y asociado a neandertal. 150.000 – 35.000 B.P.

N
Navetas: fuste cilíndrico de asta con ambos extremos hendidos, donde según algunos autores se introducirían raspadores delgados, de manera que serían mangos de raspadores dobles. Aparecen durante el Magdaleniense.
Neoeneolítico: periodo o fase que concentra el Neolítico Final y el Eneolítico Inicial, justificado por la dificultad de establecer una línea divisoria clara entre Neolítico y Eneolítico hasta el pleno desarrollo de la metalurgia del cobre.
Neolítico: periodo de la Prehistoria que sigue al Paleolítico y antecede a la Edad de los Metales. 10.000 – 6000 B.P. / 8000 – 4000 a.C. Dentro del Holoceno. Al principio tenía connotaciones tecnológicas por útiles líticos pulimentados. A esto hay que añadir la invención y generalización de la cerámica, las transformaciones socio-económicas fundamentales que se produjeron en las formas de vida humana, como son la domesticación animal y vegetal, la sedentarización en poblados estables, la organización social más compleja, religiosidad más elaborada,… denominado todo esto por Childe como “Revolución Neolítica”.
Nivel arqueológico: denominación que reciben cada una de las capas o estratos que constituyen la secuencia de un yacimiento arqueológico.
Núcleo: masa lítica primaria preparada para la extracción de lascas, lámina o laminillas. Se clasifican según la forma o la técnica de preparación. También son el soporte de los útiles sobre núcleo, como los bifaces.

O
Obsidiana: roca volcánica negra y lisa, utilizada en todos los continentes para la fabricación de utillaje lítico, ya que permite extraer largas y finas láminas.

P
Paleolítico: término que designa el periodo más antiguo y dilatado de la presencia del hombre sobre la Tierra, con un significado con connotaciones cronológicas, pero también culturales. 2’5 m.a. – 10.000 B.P. Está dividido en Inferior (2’5 m.a. – 150/128.000 B.P. Compuesto por el complejo de cantos trabajados o Modo 1 y por el complejo Achelense o Modo 2), Medio (150/128.000 – 35.000 B.P. Compuesto por el Musteriense o Modo 3, y por el Paleolítico Medio de ámbitos fluviales) y Superior (35.000 – 10.000 B.P. Compuesto por el Modo 4, Perigordiense, Auriñaciense, Solutrense y Magdaleniense).
Pastoreo: llevar los ganados al campo y cuidar de ellos mientras pacen.
Pebble Culture: denominación inglesa de la industria de cantos trabajados unifaciales (chopper) o bifaciales (Chopping-tool) y de lascas, con ausencia de bifaces, que caracteriza al parte del Paleolítico Inferior y al Modo 1.
Percutor: objeto utilizado para obtención de lascas o láminas golpeándolo en un núcleo. Hay dos tipos à duros (piedra) o blandos (hueso, asta, madera). Se utilizan a lo largo de toda la Prehistoria. Puede ser directa sobre el núcleo o indirecta cuando hay un objeto intermedio entre el percutor y el núcleo. “Percutor durmiente”: el que actúa al arrojar el núcleo sobre un objeto duro.
Perforador: útil lítico que presenta una punta despejada del resto del soporte, se supone su uso como perforador o taladro. Han existido a lo largo de toda la Prehistoria, pero son muy importantes durante el Magdaleniense.
Perigordiense: complejo industrial del Paleolítico Superior, que se desarrolló de forma paralela junto al Auriñaciense. 35.000 – 20.000 B.P. Se caracteriza por industria lítica sobre láminas con retoque abrupto.
Pesas de telar: piezas realizadas en arcilla, con abundante materia orgánica, que se secan al sol o se cuecen. Se utilizan para mantener tensa la urdimbre en el bastidor del telar, por lo que llevan perforaciones para fijarlas a los hilos. Bien conocidas desde el Neolítico.
Pico: útil masivo, en ocasiones de talla bifacial, con una punta robusta que frecuentemente está embotada por el uso. Es muy característico el pico asturiense (tallado sobre un canto que conserva un talón cortical y forma globular).
Pleistoceno: término geológico referido a la primera parte del Cuaternario, durante la cual se desarrolla un glaciarismo, se expande y diversifica el género Homo t se desarrollan las diferentes fases del Paleolítico. 2’5 m.a. – 10.000 B.P.
Preboreal: fase climática que marca el comienzo del Holoceno, con un aumento de la temperatura y de la humedad, lo que conlleva cambios en la flora y fauna. 8500 – 6500 a.C.
Prehistoria: término de doble acepción que se utiliza para designar un periodo cronológico de la historia del hombre (desde la aparición de los primeros restos físicos humanos y los testimonios materiales -hasta la aparición de la escritura-), así como la ciencia encargada de su estudio (ser humano, su cultura material y sus sistemas sociales) a través de los restos materiales obtenidos mediante la excavación.
Propulsor: varilla de asta que suele presentar una o más perforaciones en el extremo proximal y un saliente o gancho en el extremo distal. Se dan en el Magdaleniense y tienen la función de mejorar la fuerza de lanzamiento y la precisión de un arma arrojadiza.
Protohistoria: termino que se refiere a la Prehistoria más reciente, son los momentos finales de la Prehistoria de los que tenemos información escrita indirecta  a través de otras culturas. Depende del lugar al que se refiera, pues la escritura comienza en momentos distintos en los diferentes lugares y regiones.
Pulido: técnica abrasiva para trabajar el hueso y la piedra, realizado a través de la frotación del soporte básico con placas de piedra o roca.
Punta de Chatelperrón: útil lítico realizado sobre una hoja que presenta uno de sus bordes con perfil curvo, embotado mediante retoque abrupto. El otro borde presenta el filo natural y huellas de uso. También denominados «Cuchillos de Chatelperrón».
Punta de la Font-Robert: pieza lítica que generalmente presenta un largo pedúnculo central despejado mediante retoques abruptos. Pueden aparecer retoques planos en el tercio distal. Es característico de una fase del Perigordiense.
Punta de la Gravette: útil lítico realizado sobre hoja con bordes rectilíneos o suavemente curvos, uno de los cuales está abatido mediante retoque abrupto. El extremo distal es muy aguzado. Pieza característica del Gravetiense / Perigordiense. 
Punta de muesca: útil lítico que presenta una escotadura próxima a la base que despeja un pedúnculo lateral dispuesto para el enmangue. Aparece en el Paleolítico Superior, siendo muy características en el Solutrense. Realizadas con retoque abrupto o plano y cubrientes. 
Punta Levallois: lasca triangular, con talón facetado, obtenida mediante la técnica Levallois. Puede presentar una arista central en la cara dorsal y sección triangular o dos aristas convergentes y sección trapezoidal en las de segundo orden, que muestran en su cara dorsal el negativo de las primeras. Pueden presentar o no retoque. Características de diversas facies del Musteriense.

Q
Quina: variante industrial musteriense, constituye junto al tipo Ferrassie el llamado Charentiense, caracterizado por el alto porcentaje de raederas y la presencia de algunos tipos específicos.

R
Raedera: útil lítico realizado sobre una lasca que presenta uno o dos frentes semicortantes, alterados mediante retoque generalmente simple. Se clasifican según el perfil de la parte activa y según el número de lados retocados. Aparecen durante toda la Prehistoria pero son más frecuentes y característicos del Musteriense.
Raederas tipo Quina: raedera corta, espesa, de frente convexo con retoque sobreelevado.
Raspador: útil lítico realizado sobre una lasca o lámina que presenta un pequeño frente curvo, regular y continuo, alterado mediante retoques simples, más o menos laminares y paralelos. Existen durante toda la Prehistoria aunque son más frecuentes y característicos del Paleolítico Superior.
Retoque lítico: alteración realizada por percusión o presión sobre el borde o superficie interior de lascas, láminas y laminillas, modificando sus filos y forma. Según el modo se diferencia à  retoques planos o cubrientes (penetran al interior de la pieza), retoques abruptos (embotan los filos creando un borde romo), retoques simples (intermedio entre los anteriores) y retoques escamosos o sobreelevados (superposición de retoques simples). Según la amplitud à retoque marginal (altera poco la morfología de la pieza) y retoque profundo (modifica la forma de modo importante). Según la orientación à directos (aparecen en la cara dorsal) o inversos (en la cara ventral).

S
Sílex: roca silícea de origen orgánico o inorgánico, pueden aparecer en capas continuas o en nódulos arriñonados. Es una roca dura, de grano muy fino y brillo vítreo. Por su abundancia y adecuación para la talla y el retoque constituye una materia ampliamente utilizada a lo largo de la Prehistoria.
Solutrense: industria del Paleolítico Superior, 21.000 – 18.000 B.P. En la industria lítica aparece el retoque plano, que invade el interior de los útiles líticos.
Subatlántico: última fase climática prehistórica del Holoceno que comienza en el 700 a.C. y llega a la actualidad. Aumento de la humedad y descenso de las temperaturas durante un corto periodo de tiempo (a través de datos polínicos).
Subboreal: fase climática holocénica que se desarrolla desde el 2500 – 700 a.C. Implica un descenso de las temperaturas respecto al óptimo climático alcanzado en la fase anterior (Periodo Atlántico).

T
Talla: procedimiento aplicado sobre la materia prima lítica para la obtención de útiles o subproductos de talla (lascas, láminas o laminillas). Se realiza por percusión o por presión sobre el núcleo. Puede realizarse con percutor blando o duro, además puede ser directa o indirecta. Existen algunas específicas como la talla Levallois.
Tayaciense: conjunto de industria lítica con ausencia de bifaces durante el Paleolítico Inferior.
Tecnocomplejo: se considera así a varios grupos culturales que tienen algunos rasgos en común por explotar un medio ambiente parecido. Clasificación de las antiguas culturas según las características de su industria lítica.
Telar: deriva de la actividad del tejido a mano y es una maquina con la que obtener tejidos y telas.
Trapecio: útil lítico realizado sobre una lámina bitruncada. Ambas truncaduras están retocadas y pueden presentar diferente tamaño y perfil, pero manteniendo la forma trapezoidal. Pertenece al grupo de los microlitos geométricos.
Triedro: presenta parte distal y punta de sección triangular. Suelen conservar la base más o menos globular, con córtex, de los cantos en que han sido tallados.
Truncadura: útil lítico realizado sobre lasca o más frecuentemente sobre lámina o laminilla, que presenta uno o los dos extremos rotos –truncados– y modificados mediante retoque abrupto. Pueden presentar perfil recto, convexo o cóncavo. Pueden ser perpendiculares y oblicuas al eje de la pieza.

V
Varilla: larga tira de asta, generalmente de sección plano-convexa, cuya anchura no supera los 2 cm, de longitud entre 9 – 40 cm. Se en todo el Paleolítico Superior pero son más frecuentes en el Magdaleniense, donde pueden aparecer muy decoradas.
Varvas: sucesión de laminas sedimentarias que alternan su naturaleza y su color por unidades sedimentarias de carácter anual, en depósitos lacustres. Se usan en método físicos de cronología absoluta.

Y
Yacimiento arqueológico: concentración espacial de restos materiales de actividad humana, usualmente enterrados bajo tierra.


BIBLIOGRAFÍA


BARANDIARÁN, I. (1998), Prehistoria de la Península Ibérica, Ariel, Barcelona.
BRAUDEL, F. (1997), Memorias del Mediterráneo: Prehistoria y Antigüedad, Ediciones Cátedra, Madrid.
EIROA, J. J. (1994), Historia de la Ciencia y de la Técnica 1: La Prehistoria. Paleolítico y Neolítico, Akal, Madrid.
EIROA, J. J. (1996), Historia de la Ciencia y de la Técnica 1: La Prehistoria. Edad de los Metales, Akal, Madrid.
EIROA, J. J. (2003), Nociones de Prehistoria general, Ariel, Barcelona.
KINDER, H. & HILGEMANN, W. (2006), Atlas histórico mundial (I): De los orígenes a la Revolución Francesa, Akal/Istmo, Madrid.
MENÉNDEZ, M., JIMENO, A. & FERNÁNDEZ, V. (2011), Diccionario de Prehistoria, 2º edición, Alianza Editorial, Madrid.
  


[1] Almagre: óxido rojo de hierro natural, más o menos arcilloso. 
[2] Facies cultural del Bronce final y Edad del Hierro en el noreste de la Península Ibérica. Se relaciona con la entrada de grupos por los Pirineos.
[3] Calcolítico: del griego khalkos = cobre, y lithos = piedra.
[4] Eneolítico: del latín aeneus = cobre.
[5] MP: modo de producción.