lunes, 19 de octubre de 2015

COMENTARIO SOBRE LA ARQUEOLOGÍA (II)

Gloria MORA (1998): 

Historias de mármol. La Arqueología clásica española del siglo XVlll, Madrid, p. 86.

Hay que realizar un análisis (observación) directo de los objetos materiales. Después se debe hacer una descripción exhaustiva para extraer la mayor cantidad de información posible. No hay que creer todo lo que está escrito ya que puede ser erróneo.


Gloria MORA (1998): 

Historias de mármol. La Arqueología clásica española del siglo XVlll, Madrid, p.29.

Hay que observar directamente (en persona) lo que se está estudiando y sobre lo que se escribe. Intenta identificar los nombres que aparecen en los textos antiguos con lugares reales. Le da importancia a las inscripciones y medallas ya que son objetos prioritarios y dan información.


Gloria MORA (1998): 

Historias de mármol. La Arqueología clásica española del siglo XVlll, Madrid, p.23-4.

Lo antiguo siempre ha causado admiración e interés. Hay tres tipos de objetos para estudiar el pasado: los escritos (paleografía), las piedras (epigrafía) y las monedas (numismática). Son vestigios con los que poder acercarnos al pasado. Con las monedas es con lo que más nos aproximamos a la autoridad en el pasado, ya que es la autoridad la que acuña las monedas y por tanto está representada en ellas.


Giovanni BELZONI (1778-1823): 

"Narración de las operaciones y recientes descubrimientos en las pirámides, templos, Tumbas y excavaciones en Egipto y Nubia".

Hay una ausencia completa de método arqueológico. Solo es la narración de unas aventuras con el único propósito de robar unos papiros. Esto representa el colonialismo y romanticismo del siglo XIX. Los mercenarios expolian en las tumbas para los nuevos ricos o burguesía urbana. No es esta la que va si no que se lo traen.

Jens Jacob Asmussen WORSAAE (1821-1885):

Texto de 1843.  Visión moderna ante la excavación de túmulos de Dinamarca, p. 103-105.

La excavación de túmulos destruye su contexto por lo que hay que tener una metodología para que no se destruyan. Estos túmulos impiden el crecimiento de las ciudades ya que son restos muy extensos. Son patrimonio ya que son signos de identidad de una nación.
El objeto ya no es el que tiene valor si no la información sobre la historia que se puede extraer del objeto. Los arqueólogos han pasado de ser eruditos/curiosos a ser expertos. Se empieza a usar la planimetría, el dibujo, estrategias de excavación. Se realiza una descripción y un análisis en relación con la misma cultura. Los objetos se extraen teniendo en cuenta el cambio en el entorno y su fragilidad. Se empieza a tener en cuenta en contexto a la hora de realizar investigaciones e interpretaciones sobre el pasado.


Conclusión/Reflexión:

La arqueología y sus métodos de investigación han cambiado con el paso del tiempo influidas por los avances y modas de cada época.

En los tres primeros textos aparece reflejada la importancia de la información que se puede extraer del objeto hallado. Por lo que hay una importancia del objeto no solo por su valor estético sino por su importancia histórica.

Hay que realizar un observación directa de lo que se está estudiando ya que es la mejor forma de poder obtener más información.
Con la descripción de objetos y su relación o comparación con otros semejantes se puede llegar a realizar una sistematización que puede ayudar con futuras investigaciones.

Las monedas reflejan el poder político que las creó y aportan información no manipulada como puede ocurrir en el caso de los textos escritos. Aunque con una comparación entre numismática, paleografía y epigrafía puede dar una información más completa.

En el cuarto texto, en cambio, no hay ninguna metodología arqueológica. Se basa en encontrar en objeto (papiros en este caso) destrozando todo lo que encuentra a su paso, por lo que destruye el contexto.
Es una forma típica de hacer arqueología en el siglo XIX, es la llamada arqueología decimonónica.
No se realiza tampoco ningún análisis o descripción de lo que se encuentra, ya que lo único que prima es el objeto.
Aunque gracias a esta arqueología del siglo XIX, se descubrieron yacimientos y objetos que no se sabía de su existencia y abrieron el camino para realizar investigaciones posteriormente.

En el quinto texto se refleja los métodos y técnicas que se han ido incluyendo en la investigación arqueológica.
Se empiezan a usar unas técnicas que ayudan a extraer más información. Se empieza a tener en cuenta el contexto de los objetos y yacimientos.
Comienza una metodología de la excavación, que busca que el yacimiento (túmulos) sufra el menor daño posible para obtener la mayor información.


No creo que haya una arqueología mejor que otra, ya que depende de la época y los avances. Además hoy en día hay muchas formas distintas de hacer arqueología dependiendo de la época que se investiga, la metodología que se usa, la influencia que se ha tenido al estudia en la Universidad,…