sábado, 12 de septiembre de 2015

RESEÑA DE "LA MONEDA GRIEGA Y SU INFLUENCIA EN EL CONTEXTO INDÍGENA"

HISTORIA MONETARIA DE HISPANIA ANTIGUA DE C. ALFARO ASINS, A. ARÉVALO GONZÁLEZ, M. CAMPO DÍAZ, F. CHAVES TRISTÁN, A. DOMÍNGUEZ ARRANZ & P. RIPOLLÉS ALEGRE



LAS PRIMERAS EMISIONES DE EMPORION Y LOS INICIOS DE LA CIRCULACIÓN EN LA PENÍNSULA


La moneda se introduce en la Península Ibérica a través de las colonias griegas, como Emporion (actual Ampurias) y Rhode (actual Rosas), ambas en el Golfo de Rosas (Gerona). Son las primeras cecas de la Península, que acuñaran monedas de plata, a mediados del siglo V a.C.
Estas siguen el modelo de Massalia (actual Marsella), por lo que son pequeñas monedas de plata, anepigráficas y con tipología variada.

Emporion fue fundada hacia el 600 a.C. por foceos. El primer asentamiento fue palaiapolis, en un islote frente a la costa (actual Sant Martí d’Empúries), en ese momento era una puerto de comercio y escala, hasta mediados del siglo VI a.C. que fundan neapolis, la cual se desarrollará hasta ser una pequeña polis. Durante el siglo V a.C. será una colonia próspera, que exporta cereales y sirve como centro importador y distribuidor de productos diversos.
A Rhode se le da un origen rodio, y la fundaran antes del 776 a.C., pero posteriormente tiene una refundación por parte de Massalia o Emporion. El primer asentamiento fue a principios del siglo IV a.C. en una colina. Este asentamiento se amplió en el siglo III a.C. formando el barrio helenístico.
Según estos datos las primeras emisiones monetales de la península fueron en Emporion, la cual acuñará, a partir del último cuarto del siglo V a.C., fracciones en plata con las iniciales EMP/EM. Establecer la evolución de esta ceca es complicado por su diversidad tipológica, metrológica y técnica de acuñación, pero se puede decir que hay 3 grandes fases en su evolución:

  • 1ª fase (450 – 425 a.C.): primeras emisiones anepigráficas, de estilo y técnica arcaicas, gran diversidad tipológicas (inspiradas en las de otros talleres), flanes irregulares (globulares), cuños de anverso grabados en profundidad y los de reverso en depresión.  Representaciones de cabeza masculina de perfil, cabeza humana de frente o animales en anverso, y simples incusiones, ánforas, animales o astrágalos en el reverso. Estas según la influencia que reciban, como Massalia, Asia Menor, Mediterráneo Central u Occidental. La metrología de estas emisiones son diversas:
    • 0.94g
    • 0.45 – 0.40g 
    • Entre 0.25 - 0.15g

  • 2ª fase (425 – 375 a.C.): aumentan las emisiones de 0.94g frente a las otras. Desaparece la influencia de Massalia pues el estilo no es tan arcaico y Emporion empieza a inscribir EMP/EM (de forma esporádica). Mayor numero de emisiones en esta fase que en la anterior. La ceca tiene trabajadores de diversos niveles técnicos, lo que hace que aparezcan emisiones muy definidas y elaboradas frente a otras que lo son menos.

  • 3ª fase (375 – fin siglo IV a.C.): las influencias las emisiones de esta época vienen de la Magna Grecia y Sicilia. Esporádicamente aparecen las inscripciones EMP/EM.  Los flanes son más planos y circulares y se abandona la acuñación de reverso en depresión. Se usan menos tipos pero aumenta el volumen de cada uno. Los pesos que se usan son 0.85 – 0.70g (sexto de los dracmas futuros de Emporion). Este cambio en la metrología puede deberse a una devaluación de los pesos o a cambio hecho por la ceca. Siguen los trabajadores de diferentes niveles que dan distintas emisiones según su calidad.

En la Península Ibérica se dio antes la circulación monetaria que la emisión, debido a la existencia de un puerto griego estable en el lugar, el cual comerciará con los indígenas cercanos y con otras poleis del Mediterráneo.
Las primeras emisiones que llegan a la Península son a finales del siglo VI a.C. pero no se sabe si fue poco después de su fabricación o con el tiempo.
Con la apertura de la ceca de Emporion, los indígenas se van familiarizando con las monedas y lo que conllevan. En la zona de esta ceca han aparecido tesoros numismáticos de diferentes fechas y tipologías, los cuales debieron circular por el entorno.


EL SIGLO III A.C. HASTA LA II GUERRA PÚNICA[1]


Desde su fundación en el 600 a.C., Emporion, se ha dedicado al comercio, usando la moneda fraccionaria, durante la 2ª mitad del siglo V y el siglo IV a.C., la cual cubría sus necesidades. Usaba la misma política monetaria que Massalia, usando monedas de pequeño modulo, pero a partir de principios del siglo III a.C., Emporion se distancia del modelo de Massalia, ya que acuña dracmas y diversos divisores (dracmas de caballo parado, dracmas con reverso de pegaso, dracmas con el pegaso modificado,…).
En esta fecha se da la apertura de la ceca de Rhode, que acuñará en bronce y plata (similares a Emporion, pero esta introduce en el anverso la cabeza de una diosa y en el reverso una rosa[2] vista desde abajo al principio y después vista desde arriba), aunque antes de esta fecha ya conocía la moneda aunque no la acuñaba.
Las monedas acuñadas tanto por Emporion como por Rhode, serán conocidas por la Galia, quienes imitan están emisiones monetales como prototipo de sus primeras monedas de plata. Esto es algo que se repite en la numismática antigua, pues las sociedades celtas imitarán los tipos monetales griegos, como tetradracmas de Filipo II de Macedonia (360/59 – 336 a.C.), dracmas de Massalia, o las de estas cecas peninsulares.


DE LA II GUERRA PÚNICA[3] A LAS CAMPAÑAS DE CATÓN[4]

En esta época se dan enfrentamientos entre las dos potencias del Mediterráneo, Roma y Cartago, en la Península Ibérica, lo que hará que Emporion se implique en la guerra con el desembarco del ejército romano de Cneo Escipión en la localidad, por lo que se convertirá en base militar de Roma. Estas luchas propiciaron el aumento de emisión monetal en la península, por la necesidad de numerario de Roma.
Aparecen en las representaciones, aparte del pegaso, un pequeño delfín. Este modelo se repetirá, pues la necesidad de moneda así lo manda, pues Roma acuña aquí monedas para pagar a sus tropas. Tienen escasa cantidad de plata entre finales del siglo III y principios del II a.C.
Roma crea 2 nuevas monedas en plata, que son el denario y el victoriano, los cuales se acuñarán en Roma pero también en Hispania, Sicilia y Cerdeña.
Los indígenas de Hispania se involucrarán en la lucha como mercenarios para los cartagineses o los romanos. Esto producirá la sublevación de pueblos indígenas en el 206 a.C. pero serán sofocados por los romanos y tendrán que pagar grandes tributos a Roma, lo que provocará otra sublevación en el 197 a.C. que también serán contenidos por Marco Porcio Catón en el 195 a.C., aunque en años siguientes continuarán los enfrentamientos entre romanos y pueblos iberos.
Estos pueblos emitirán monedas como dracmas y los divisores que se hicieron en Emporion pero también óbolos de Massalia, sobre todo en Iltirta (actual Lleida). Las representaciones serán las mismas que las de las que se influencian, aunque también incorporan un creciente o lobo en los dracmas y dos pequeños círculos en los divisores. Estas emisiones circularon por el NE peninsular, levante y puede que hacia el interior.

En esta época se da un empuje a la emisión monetaria de la península, pues se reforman los sistemas monetarios, se crearán nuevas cecas, se asesorará por la inseguridad,…
Aparecen restos monetales en los tesoros no solo de los creados en la península, sino del exterior, y se debe al ejército romano que crea esta circulación monetaria por diversas partes de la península, y se da esta mezcla de monedas.


EMISIÓN Y CIRCULACIÓN DE LAS ÚLTIMAS MONEDAS DRACMAS DE EMPORION


En el siglo II a.C. Emporion realiza cambios en sus emisiones, ya que deja de acuñar plata fraccionaria, y el dracma baja de peso. Crea nuevos cuños con un estilo diferente a los anteriores. En los reversos aparecen símbolos nuevos como moscas, pulpo, antorcha, punta de lanza, letras (alfa o delta), el delfín se sustituye por un carcaj,… Estos son creados entre el siglo II y el año 71 a.C.
Con el tiempo los dracmas de Emporion solo circulan por el NE de la península y solo los más recientes, y lo hacen junto a denarios ibéricos y romanos. Estos irán sustituyendo a los dracmas.
A comienzos del siglo I a.C. la ceca de Emporion se cierra, y se usaran en la zona los bronces ibéricos y latinos.

La elección de este capítulo y no otro, se debe al interés personal de conocer el origen de la moneda en la Península Ibérica y ver su evolución en sus primeros siglos, además de ver como se interrelacionan las monedas durante su evolución, con otras culturas y civilizaciones, como las griegas o romanas, y como se introducen en el contexto histórico de la época.




[1] II Guerra Púnica que acaeció entre el 218-201 a.C. y está englobada dentro de las Guerra Púnicas (264-146 a.C.)
[2] Rhode significa Rosas, y este asentamiento en la actualidad se llama Rosas.
[3] II Guerra Púnica que acaeció entre el 218-201 a.C. y está englobada dentro de las Guerra Púnicas (264-146 a.C.)
[4] Campañas de Catón en Hispania en el 195 a.C.